Difícil encaje el del taxi

SUSANA GOZALO. JEFA DE CIERRE DE '20MINUTOS'OPINIÓN
Vista general del Paseo de la Castellana en Madrid, cortado por cientos de taxistas, en la octava jornada de huelga del sector.
Vista general del Paseo de la Castellana en Madrid, cortado por cientos de taxistas, en la octava jornada de huelga del sector.
Víctor Lerena / EFE

Confluyen en el conflicto del taxi tres voluntades irreconciliables. Hay taxistas manifiestamente mejorables, pero también madres y padres de familia que se ganan el sustento a base de trabajo y esfuerzo honesto.

Hay entre los que apuestan por liberalizar el sector (Uber y Cabify) una buena dosis de rapiña y menos de interés general: ya preparan los ERE para sus conductores (las otras víctimas).

Está en manos del consumidor [la 3.ª voluntad] decidir si defiende las VTC –cómodas y baratas–, pero un negocio al que se acusa de competencia desleal y de tributación dudosa al fisco local.

Noticias relacionadas

Mostrar comentarios

Códigos Descuento