Sirvan estas líneas para rendir tributo al dúo Messi-Cristiano. No pasa la pareja por su mejor momento: adiós al Mundial un triste sábado de junio, forzado divorcio por la mudanza del luso a Turín y, quizás, relegados de su trono dorado: Griezmann, Modric y Mbappé piden paso.

Pasará el tiempo, porque pasa, y admiraremos con nostalgia su obra, dentro y fuera del verde. ¿O vieron ustedes a dos tipos capaces de defraudar millones al fisco y entrar en un juzgado entre ovaciones?

Información relacionada: