Cuando redacten, señores del Gobierno, la anhelada equiparación de los permisos de paternidad a los de maternidad en los Presupuestos, no se les olvide hacerlos intransferibles.

En juego están un gran impulso a la igualdad de género en el mercado laboral, el derecho de los padres varones a cuidar de sus hijos y, sobre todo, el de los hijos a ser cuidados por sus padres varones.

Redacten, señores del Gobierno, como me mandaba una jefa: despacito y con buena letra.

Información relacionada: