Espero que los españoles hayamos sido tan buenos como para merecer lo que queremos pedir para 2019. Sería un buen regalo que el paro siga bajando y que lo hagan también los alquileres. En cambio, los sueldos nos vendría mejor que subieran un poquito, no tanto la cesta de la compra. También nos gustaría que los políticos puedan entenderse para lo importante: reducir el número de mujeres asesinadas y los muertos en el Mediterráneo. Ah, y no se olviden de nuestros niños.

Información relacionada