Urge una norma estatal sobre custodia de menores. No se entiende que cada comunidad aplique un criterio distinto ni que aún se otorgue por defecto a la madre, con consecuencias para su desarrollo profesional y personal. Pero lo primordial es, sin discusión, el bienestar de los hijos. La mejor manera de proteger a los niños es que sus necesidades estén por encima de las nuestras. Ellos son lo preferente y no compartir a toda costa.

Información relacionada: