Autovías cortadas, bloqueos en los trenes, altercados en las calles. Y el turismo cayendo, con empresas aún a la fuga y una economía con el freno puesto.

Cataluña celebró este lunes su particular 1-0 mostrando su lado menos vistoso y con su presidente, Quim Torra, invitando a los CDR a «presionar». Cataluña debería avanzar, no retroceder.

Información relacionada: