La primera propuesta de gobierno de coalición que lanzó el PSOE (una vicepresidencia vistosa pero sin competencias y un par de ministerios sin contenido efectivo) chocó con un previsible rechazo de Podemos. Así que el lunes empezó muy mal el debate. Tras el resultado de la votación (Sánchez solo sumó al diputado del partido de Revilla) el PSOE promete ahora estirarse con Podemos. Por fin vamos a ver los verdaderos límites e intenciones de cada partido.

Información relacionada