La profesora danesa Marlene Wind le adelantó, en inglés, a Carles Puigdemont lo que le dijo el Tribunal Constitucional el sábado en términos jurídicos. De un modo o de otro, aunque cada truco, cada pirueta, ponga a las instituciones al borde de un ataque de nervios, la respuesta a la arbitrariedad es la misma: ley y democracia.

Contenidos relacionados: