Es más que una amenaza. El cambio climático provocará un incremento acelerado del nivel del mar que anegará el archipiélago de Kiribati en solo 30 años. El pronóstico se extiende a zonas litorales donde viven 680 millones de almas. La ONU sitúa ya en 2040 la irrupción de episodios extremos en ciudades como Barcelona, Valencia , Coruña , Bilbao o Sevilla. Incapaces de frenar la emisión de gases de efecto invernadero habrá que afanarse en paliar sus devastadoras consecuencias.

Información relacionada