Dice Colau que Barcelona se convierte en la capital mundial del 5G con el Mobile. Hay mucho giga en juego, sí, que es lo mismo que decir futuro, pero muy poca responsabilidad por su parte. La alcaldesa representa a toda Barcelona, no solo a los independentistas o a sus votantes. Plantar al jefe del Estado (para luego ir a la cena oficial) es un error que da una imagen pésima.

Información relacionada: