Está en la Unión Europea, en el paradisiaco mar Egeo. Pero Lesbos es también, desde 2016, el centro donde debe tramitarse el tránsito de miles de refugiados procedentes de Siria o Afganistán. Pero el sistema ha colapsado. Y hay hacinamiento y violencia, que sufren todo mujeres y niños. La diputada Pagazaurtundúa lanza una denuncia que debe ser escuchada.

Te puede interesar: