Volvemos el domingo a las urnas, el 26-M es una jugada a tres bandas clave en el sudoku político español abierto en 2015. Del resultado dependen las alcaldías, los gobiernos autonómicos, el futuro de Europa..., pero también, en buena parte, la investidura y el mandato de Sánchez y el liderazgo de Casado. Las encuestas apuntan tendencias, pero los pactos serán claves en casi todos los sitios e instituciones. Y esos pactos pueden jugarse, a veces, en un puñado de concejales o diputados.

Información relacionada