El terrible final de Gabriel, el niño sonriente que amaba los peces, ha unido a todos en el dolor y el estupor ante una maldad insondable. En los últimos años, como denuncia Save The Children, han fallecido 100 niños en España por causas violentas. Muchos sufren maltrato en total indefensión. Combatir esta lacra nos compete a todos.

Información relacionada: