El Mundial y sus sorpresas han ido en paralelo al emocionante 'campeonato' político que se juega en España. El duelo Casado-Sáenz de Santamaría hace saltar chispas. El PSOE aprovecha el efecto Moncloa. Pero los votantes están pendientes de su bolsillo. La economía —lo saben los 'sufrientes' del IVA— es clave.

Noticias relacionadas: