Cinco años de MiBolsillo son casi un centenar de números de este suplemento especial que 20minutos dedica a la economía, son cientos de artículos dedicados a acercar a nuestros lectores asuntos que interesan y afectan a todos. El aniversario de MiBolsillo es motivo de celebración para quienes lo han hecho y lo hacen posible durante este lustro, redactores, diseñadores, colaboradores, encargados de publicidad y de márquetin y, por supuesto, fieles lectores.

Desde su nombre hasta su filosofía, MiBolsillo responde fielmente a la personalidad y objetivos de este diario, que quiere ser un medio cercano y popular y también riguroso y de calidad. Un periódico refleja la realidad y, si cumple su misión como es debido, también ayuda a transformarla y a mejorarla.

Ejemplares en PDF de MiBolsilloCada uno de los MiBolsillo que el lector ha tenido en sus manos han pretendido, y seguirán pretendiéndolo los que avanzarán hacia próximos lustros, dar cuenta del momento económico y de la vida de las empresas, pero además dar pistas que ayudarán a tomar las mejores decisiones, en el ámbito doméstico y en el de las organizaciones.

Con valentía y fe en el futuro, MiBolsillo arrancó su andadura en 2013, cuando las heridas causadas por la crisis eran más profundas y más dolorosas. Desde entonces, la situación ha ido mejorando casi sin pausa. Y en esa mejoría, con sus fortalezas y con sus debilidades, nos hemos querido detener en este número especial de nuestro quinto cumpleaños.

Como refleja el amplio informe de apertura, hay datos para el optimismo. En este lustro los indicadores han pasado del rojo al verde. El crecimiento se ha situado en cifras en torno al 3% y el paro ha caído al 16% desde la insoportable tasa del 26% que se sufría en 2013, cuando el primer MiBolsillo vio la luz. La crisis ha implicado cambios profundos, sociales y económicos.

La vivienda, uno de los sectores más castigados, se ha ido recuperando y, según los expertos, con la lección aprendida: sería un grave error volver a los excesos que generaron la burbuja inmobiliaria. Las hipotecas han ganado transparencia y se han simplificado en este tiempo. Y el debate sobre la energía, sobre un uso más eficiente y racional de los recursos, sigue cada vez más vivo, como señala el responsable de la Fundación Renovables en una interesante entrevista.

La cara B de la recuperación experimentada durante estos cinco años sigue siendo el empleo temporal y los sueldos precarios. En los hogares españoles entran hoy 1.400 euros más al año de media que en 2013, y la brecha salarial entre hombres y mujeres se ha reducido, pero sigue existiendo. Tal y como contamos, si una mujer ganaba de media 19.514 euros hace cinco años, un hombre percibía 25.675. Los últimos datos se sitúan en 20.131 euros y 25.924, respectivamente. Mejorar los salarios y el poder adquisitivo es clave para afianzar una verdadera recuperación, que llegue a todos los bolsillos. Lo sabía el anterior gobierno del PP, que lanzó en diciembre una propuesta de subida del salario mínimo. Lo saben, por supuesto, los agentes sociales, que acaban de dar un paso en la buena dirección al acordar que los convenios incluyan un sueldo de 1.000 euros en 14 pagas.

Con la gratitud a nuestros lectores y anunciantes por su fidelidad durante estos cinco años, va en estas líneas nuestro compromiso de seguir ofreciendo noticias y análisis rigurosos que ojalá hablen de una economía fuerte y consolidada.