La del titular es una frase de esas que se escuchan varias veces en la vida, una frase hecha, una frase típica que, sin llegar a ser tópica, está llena de razón. En la música, tenemos unos cuantos ejemplos. En pleno año 2019 y justo unos días después de que Madonna haya lanzado junto a Maluma uno de los duetos más esperados y sorprendentes de los últimos tiempos, es evidente que el mercado musical ha evolucionado hasta un punto en el que las colaboraciones están más que a la orden del día. ¿Quedan artistas con los que Shakira aún no haya cantado?

Recuerdo como en el año 1998, descubrí esto de las colaboraciones entre artistas. Como alguna vez ya he comentado, era (y soy) muy seguidor de las Spice Girls y, ese año, cuando su éxito comenzaba a perder intensidad, Melanie C, la deportista, colaboró con el artista canadiense Bryan Adams. Reconozco que no me hizo demasiada gracia, que no entendía el porqué y que ni siquiera (yo, cateto musical) conocía a aquel cantante. Desde entonces, su canción juntos es de mis favoritas y gracias a ese dueto descubrí a un artista al que sigo escuchando y he ido a ver en directo.

De eso tratan estas estrategias. Por locas que parezcan o sinsentido que creamos que son, pretenden unir fuerzas. Que conozcamos a nuevos cantantes, que se unan los fandom y que, y esto es lo importante, se vendan discos y la gente vaya a los conciertos. El fin de semana pasado Ariana Grande y Justin Bieber actuaron juntos en el Coachella, el último single de Aitana es un tema con Morat, los álbumes de duetos, como los de Miguel Bosé, son un éxito asegurado. Ojalá lo de unir fuerzas para un bien común se extendiese a otros ámbitos más allá del de la música. Por cierto, este domingo... id a votar.