Este miércoles escribí en mi blog sobre el último single de Rosalía. Es cierto, desde hace un tiempo está en boca de todos y mientras que para algunos ya empacha, para otros nunca es suficiente. Al principio, yo era de los empachados, ahora quiero más y más.

Rosalía acaba de publicar su nueva canción. Un tema que hace que se aleje de los sonidos más comerciales y latinos a los que nos tiene acostumbrados para, sonando más a ella que nunca, mostraros su lado más personal y racial.

Milionària es una canción en catalán, una rumba catalana que pese a que no la entiendas te va a enganchar, te va a hacer reír, disfrutar, bailar e incluso, si la comprendes, reflexionar.

Esto de que la artista española más relevante del momento cante en catalán en una época en la que la política está revuelta ha llamado la atención, y digo yo ¿por qué? Rosalía es catalana, canta en su lengua madre y lo hace estupendamente bien dando a conocer internacionalmente la riqueza lingüística de nuestro país.

¿Cuántas canciones bailamos en inglés sin tener ni idea de lo que dicen? ¿Cuántas melodías te han erizado la piel a lo largo de la vida incluso sin tener un verso poético que las acompañe? Pues eso. Eso es la música. Es un lenguaje universal y un código de emociones. Si a un pintor no le obligamos a expresarse en blanco y negro ¿por qué vamos a limitarnos a escuchar a una cantante en un solo color?

El arte es infinito y las expresiones artísticas más. Que Rosalía cante y componga en catalán es un regalo para los oídos, y ¿quién sabe? igual acaba sonando en todas las radios españolas, se cuela en lo más alto de las listas, su videoclip es el más visto de todos y se convierte en un himno que lime asperezas entre nosotros... Grande Rosalía.