Hace unos días comentaba con un amigo la vuelta de la música de los noventa. En una conversación con él, que es un gran profesional del sector a quien admiro mucho, descubrí un montón de secretos sobre la industria, y también comentamos el gran parecido de la palabra vintage con 'veinte años'. Aunque vintage viene del francés vendange, que quiere decir vendimia, es cierto que perfectamente podría significar 20 años.

Si musicalmente echamos la vista atrás veinte años, descubriremos que lo que más se escuchaba en esa época eran las canciones de artistas que hoy están regresando con fuerza y llenando estadios. El pasado fin de semana viví uno de los momentos más felices de mi vida. Volver a ver en riguroso directo a las Spice Girls llenando hasta rebosar el estadio del Manchester City fue un sueño hecho realidad.

Llevo siguiéndolas muchos años, pero fue el otro día cuando, con mis ojos cargados de emoción, pude confirmar mis sospechas: fueron y son mucho más que música. Son un movimiento feminista que caló hondo en millones de niñas y niños que hoy son adultos. Ofrecieron uno de sus mejores espectáculos y creo que el hecho de hacerlo 20 años después de su separación, no fue algo casual.

Los Backstreet Boys también están de gira mundial, Mariah Carey y Christina Aguilera están arrasando con sus conciertos, los Estopa están a punto de regresar a la música para celebrar el vigésimo cumpleaños de La raja de tu falda y otros que triunfaban entonces como Britney Spears, Ricky Martin, Enrique Iglesias o Jennifer Lopez siguen haciéndolo a día de hoy. ¿Volveremos a bailar el Mambo n.º 5 de Lou Bega? ¿Regresarán las Destiny's Child o La Lola de Café Quijano? ¿Cómo sería un concierto de Rosalía en 2039?