A Eurovisión, a dedo

DAVID MORENO. PERIODISTA
El concursante de OT 2018, Miki, representante de España en Eurovisión 2019
El concursante de OT 2018, Miki, representante de España en Eurovisión 2019
TWITTER RTVE - Archivo

¡Otra vez a vueltas con Eurovisión! Aunque el mes de mayo parezca que está muy lejos en el calendario, la verdad es que el festival de la canción europea queda a la vuelta de la esquina. Ya han comenzado a surgir los primeros eurodramas, las primeras proposiciones, las encuestas, los titulares (algunos más engañosos que otros), y sobre todo la ilusión.

Es cierto que en los dos últimos años los eurofans españoles, de muy diferentes maneras, se han mostrado muy volcados con el festival. En 2018, al celebrarse en Lisboa, fue algo apoteósico, casi nuestro diría yo, y es innegable que el fenómeno Operación Triunfo tuvo mucho que ver, pero la fórmula parece estar ya agotada para un público que no para de crear ídolos efímeros que son sustituidos en sus carpetas de forma prematura.

Hace unos días conocíamos la noticia de que Televisión Española dejaba de confiar en OT como el programa de talentos del que saldría nuestro próximo representante en Eurovisión, y no es que no crean en el formato, que sí lo hacen, es que ahora quieren elegir a dedo: como con Pastora Soler (muy bien), El Sueño de Morfeo (fatal) o Edurne (bastante bien).

Ahí está el problema... y la ventaja: TVE tiene ahora mismo entre sus manos una gran oportunidad, es la ocasión perfecta para escuchar al público, a entendidos y a Europa. Es el momento de una propuesta sólida y que nos represente de verdad. ¿Estaremos ante el regreso de Ruth Lorenzo? ¿Frente a la oportunidad más internacional de Diana Navarro? Ojalá.

A algunos les parece mal lo del dedazo pero yo prefiero que lo elija Rosa María antes que un puñado de talifans de 15 años que endiosan a los triunfitos para después dejarles tirados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento