Contra la violencia, empatía

CHESÚS YUSTE. ESCRITOR Y EXDIPUTADO
Chesús Yuste, escritor y exdiputado.
Chesús Yuste, escritor y exdiputado.
ARCHIVO

Vivimos en una sociedad violenta. Y ante los más graves problemas que lastran la convivencia, solemos echar la vista hacia la escuela como vía de solución a medio y largo plazo. Así decimos que, para acabar con el terrorismo machista, erradicar el racismo y la xenofobia o hacer frente a la homofobia, por ejemplo, hay que educar en valores. Pues bien, ¡hagámoslo! ¡Eduquemos en valores!

A lo largo y ancho de la geografía española encontramos muchas experiencias de profesionales que están educando en la empatía hacia los animales como estrategia para prevenir el acoso escolar y otras formas de violencia, como Proda en Valencia, Valladolid o Tenerife; Escola Animal en Sabadell o Aula Animal en Zaragoza, entre otros muchos. La educación formal es el medio más importante para dotar de habilidades prosociales y valores éticos a los jóvenes.

Y una herramienta esencial para desarrollar esas habilidades y valores es precisamente la utilización pedagógica de la biofilia, eso es, el vínculo emocional innato que sentimos los humanos hacia los demás seres vivos. No estamos hablando de una iniciativa de bienestar animal (o no solo), sino de una propuesta en favor de las personas, de la convivencia en nuestra sociedad.

En el Congreso de los Diputados está pendiente un debate sobre la necesidad de incorporar la empatía hacia los animales en el currículum escolar. Espero que pronto pueda ser una realidad y que la empatía se convierta en un contenido transversal que empape la enseñanza reglada en todos sus niveles, para que las futuras generaciones construyan una sociedad menos violenta y más justa para todos, para todos los seres vivos que compartimos este planeta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento