Cuatrocientos mil niños en riesgo de pobreza hay en España. Es el dato que maneja el Alto Comisionado para la pobreza infantil que inaugura su gestión marcando los límites del peligro en el ingreso familiar por debajo de los 17.000 euros.

Mas de la mitad de los casos detectados son críos con un solo progenitor, casi siempre mujeres. La precariedad laboral complica la etapa educativa de los hijos y atasca el ascensor social. Aunque la pobreza no sea contagiosa sigue siendo hereditaria.