Se necesitan Kellys, teleoperadores, empaquetadores y tenderos. Eso sí, en el mejor de los casos no pasarán de los 20.000 €. También hay demanda de analistas informáticos, comerciales del sector químico y desarrollo en big data con sueldos que oscilan entre los 24.000 y los 65.000 €. Estos son, según el último informe de Adecco, los trabajos con más futuro en la España de 2018, lo que define la tendencia de nuestro modelo productivo. Los relacionados con la investigación ni están ni, de momento, se les espera.