Con más diputados y poder territorial que nunca Ciudadanos afronta la mayor crisis interna de su corta historia. Las dimisiones de Roldán y Nart contra el giro a la derecha y el "no es no a Sánchez" amplían la brecha que ya abrió Manuel Valls.

No comparten la pretensión de sorpasar al PP dándole oxígeno en sus horas más bajas, ni la de combatir al independentismo fortaleciendo su posición ante el PSOE. Tampoco lo entiende el IBEX 35. O Rivera maniobra pronto o la naranja colapsa.