¿Por qué nos da miedo Trump?

¿Por qué nos da miedo Trump?

Carlos Santos
CARLOS SANTOS PERIODISTA

La suerte está echada: el viernes entrará Donald Trump en el despacho oval de la Casa Blanca para quedarse. Aunque hay gente que recibe esa noticia con tranquilidad (el caso de Jorge Verstrynge, sorprendentemente comprensivo con el fenómeno) a buena parte de los habitantes de la tierra nos asusta. La creciente sospecha de que el presidente Trump pueda parecerse más de la cuenta al candidato Trump causa generalizado espanto. Lo temen los americanos que pertenecen a los colectivos étnicos, sociales, ideológicos o sexuales que han sido objeto de sus alegres embestidas. Lo temen quienes durante los ocho años de Obama vivieron la ilusión de que ellos, los ciudadanos, volvían a ser los sujetos activos de la historia. Lo temen en su propio partido, claro: una de las cosas que más teme un conservador es el cambio brusco de alcance impredecible. Conmovedor ver cómo intentan marcar distancias, en sus comparecencias en el Senado, los altos cargos que va nominando; incluso el que propone para fiscal general, que en su día no llegó a juez por xenófobo y racista, dice que su trabajo será "decirle no al presidente si se excede". Qué decir de los responsables de la defensa o los servicios de inteligencia, que empiezan etapa con el culo pegado a la pared.

Una de las cosas que más teme un conservador es el cambio brusco de alcance impredecibleSi fuera verdad la idea maquiavélica de que la capacidad de generar temor conviene al príncipe, Trump tendría la mitad del camino andado: en todo el mundo lo temen. Los ciudadanos y los centros de poder, las grandes empresas y los emigrantes, las economías emergentes y las emergidas, los gobiernos comunistas, los socialdemócratas y los liberales. Lo temen en América Latina, como es natural; si todo el continente se resiente cada vez que un presidente demócrata es sustituido por uno republicano, esta vez con más razón; entre sus obsesiones más conocidas están los latinos. Pero lo temen también en los demás continentes, empezando por Europa. De todos los temores suscitados ese, el nuestro, es el que deberíamos analizar más a fondo.

¿Por qué nos da miedo Trump? No es solo una cuestión estética, que también: en la democracia, que es un mecanismo de relación entre seres humanos, las formas cuentan y las formas de este caballero son espeluznantes. Pero el temor tiene que ver, sobre todo, con el fondo de nuestro sistema de convivencia. A la presidencia de los Estados Unidos ha llegado por votación popular un individuo que cuestiona principios elementales del sistema: el derecho a ser iguales sin dejar de ser diferentes, la libertad de expresión, el respeto a la dignidad humana... Nos da miedo porque nos puede hacer daño, claro. Pero también nos da miedo porque lo han votado 60 millones de personas después de que los medios le dieran alas como personaje: es fruto del propio sistema. Si ha ocurrido en los Estados Unidos puede ocurrir aquí, donde compartimos parte del caldo de cultivo, con algunos ingredientes propios que lo agrandan: la crisis nos ha hecho a todos más pobres, los líderes no han estado a la altura de las circunstancias, unos han tratado a los ciudadanos como meras cifras y otros han sustituido el discurso político racional por uno meramente emocional…

En Europa también somos muy dados a los ultranacionalismos, los discursos y los murosSi alguien busca el antídoto quizá lo encuentre en esos valores elementales —democracia, libertad, respeto a la ley y a la dignidad humana— que casi todos compartimos en esta parte del mundo, aderezados con un ingrediente sustancial de la democracia, que por algo  tiene como templo el parlamento: la palabra. ¿Nos asusta el ultranacionalismo de Trump, porque pone en peligro la estabilidad mundial? ¿Nos inquietan sus planteamientos extravagantes, superficiales o irracionales? ¿Nos espanta que insista en su afán de construir un muro en la frontera sur de su país? Apliquémonos el cuento, porque en Europa también somos muy dados a los ultranacionalismos,  los discursos emocionales y los muros. Frente al tribalismo, la concordia. En lugar de muros, puentes.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url https://www.20minutos.es/opiniones/carlos-santos-tribuna-por-que-nos-da-miedo-trump-2933395/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Cerrar

Mostrar gráfica

¿Cómo leer la gráfica?

  • Hay tres variables que se distinguen por colores: ECO de 20minutos.es, en rojo; ECO en redes sociales, en verde, y ECO total (una combinación de los dos anteriores), en azul. El usuario puede activar o desactivar cada una de ellas en cualquier momento con los botones que aparecen justo debajo de la representación gráfica.
  • Al pasar el ratón por cada punto de la gráfica aparecerá el valor (en porcentaje) de cada una de las variables que estén activadas en una fecha y una hora concretas.
  • Zoom: Al seleccionar una zona de la gráfica cualquiera, esta se ampliará. Automáticamente aparecerá un botón a la derecha con las letras reset zoom. Pinchando ahí, la gráfica volverá a su posición inicial.

Más información