¿Así ven los niños al rey?

¿Así ven los niños al rey?

Carlos G. Miranda
CARLOS GARCÍA MIRANDA

Soy el tío autónomo con horario flexible que puede entretener al sobrino cuando está de vacaciones y sus padres no, así que en Navidad me lo llevé a un concierto para niños en el Teatro Real. El crío estaba tan emocionado que, de camino, les dijo a unos señores desconocidos que iba al teatro de los reyes (aprovecho para pedirles perdón, que les dijo que ellos no podían venir porque era un concierto para no viejos). Situados en nuestras butacas, le señalé el majestuoso palco reservado para los reyes. Se quedó algo decepcionado al ver que no aparecían, el pobre. Me preguntó por qué había solo dos sillas, si los reyes eran tres. Fue entonces cuando descubrí que el niño se creía que ese era el teatro de Melchor, Gaspar y Baltasar, lo que explicaba su emoción previa.

Le conté a mi sobrino, que es tan espabilado como para resaltar que el escenario estaba en diagonal a nuestros asientos, que el rey de verdad es Felipe VI, y doña Letizia la reina consorte. Le enseñé en el móvil el vídeo de uno de los discursos del rey, le mostré su perfil en las monedas y terminó por convencerse de que la verdadera monarquía no trae regalos. Para valorar la gravedad de su confusión, hice un pequeño estudio de campo preguntado a otros sobrinos e hijos de amigos por los reyes. Los resultados me confirmaron que para las futuras generaciones la visión de la monarquía está algo borrosa. Soy consciente de la debilidad de mi encuesta, pero también de que los de mi quinta, a esa edad, teníamos clarísimo quién era Juan Carlos I. Descubrí que el niño se creía que ese era el teatro de Melchor, Gaspar y Baltasar, lo que explicaba su emoción previa

Ahora tendrá sus detractores, pero el rey emérito fue de lo más aclamado en la generación de nuestros padres al haber sido una pieza clave en la Transición, actuación que quedó reforzada en el 23-F . Sus hijos mamamos ese aprecio, y también el miedo a lo que podría haber seguido si no hubieran recuperado el trono los Borbones. Además, presenciamos abanderado, matrimonios y nacimientos reales, pero los que vienen detrás ya se lo han encontrado todo montado y lo del dictador ni les suena. Quizás no tengan tan fácil responder a la eterna pregunta de para qué sirve una monarquía parlamentaria.

A favor, su convergencia frente a la pluralidad política, su función de gobierno representativa, basada en la perpetuidad de los valores del país, y su mediación en el comercio internacional. En contra, la ausencia de elección por sufragio universal y la transmisión por herencia del trono. El escándalo Nóos puso el debate sobre la mesa, pero todo apunta a que el relevo generacional real hizo que se solventara. Hay quien dice que solo se silenció, lo que sería una mala noticia porque si algo hemos aprendido de lo de Cataluña, es que de lo que no se habla existe. Las ideas, de un lado u otro, tienen que renovarse o afianzarse en paralelo al progreso

En el caso de que se conjuraran los astros y los partidos (empezando por salir del bipartidismo monárquico) para que se hiciera una consulta popular, previa reforma constituyente, habría que ver cómo se materializaría la opción de la República. Hay quien dice que a saber cuáles serían los poderes del jefe de Estado, que igual no saldría más barato… Lo que es seguro es que los argumentos de cualquiera de las dos opciones siempre parecen los mismos, y también el modo de rebatirlos, e igual por eso el debate está estancado.

Las ideas, de un lado u otro, tienen que renovarse o afianzarse en paralelo al progreso. A nuestros padres la monarquía les pareció la mejor de las soluciones para el proyecto de Transición, esa que hizo desaparecer los televisores en blanco y negro. Nosotros crecimos siguiendo el resultado en color y, aunque se decía que la imagen no cambiaba mucho con la llegada de las teles en alta definición, quizás estar ocupados saliendo de la crisis postergó la posibilidad de cambiar de canal. Ahora la generación de mi sobrino está viendo los discursos del rey en la aplicación de YouTube del móvil, esa que luego da opción de ir a los vídeos relacionados. Pueden elegir ver los de Juan Carlos I, Pi y Margall o los de los Reyes Magos, y luego descargar la actualización de la aplicación.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url https://www.20minutos.es/opiniones/carlos-g-miranda-asi-ven-ninos-rey-3229527/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Cerrar

Mostrar gráfica

¿Cómo leer la gráfica?

  • Hay tres variables que se distinguen por colores: ECO de 20minutos.es, en rojo; ECO en redes sociales, en verde, y ECO total (una combinación de los dos anteriores), en azul. El usuario puede activar o desactivar cada una de ellas en cualquier momento con los botones que aparecen justo debajo de la representación gráfica.
  • Al pasar el ratón por cada punto de la gráfica aparecerá el valor (en porcentaje) de cada una de las variables que estén activadas en una fecha y una hora concretas.
  • Zoom: Al seleccionar una zona de la gráfica cualquiera, esta se ampliará. Automáticamente aparecerá un botón a la derecha con las letras reset zoom. Pinchando ahí, la gráfica volverá a su posición inicial.

Más información