Pese a que cada mañana en estos años después de un Clásico los madridistas les restrieguen las Copas de Europa y las Champions ganadas, los culés en la última década les han dado un repaso en lo doméstico. Sólo en Europa, el FC Barcelona ha sido mejor que el Real Madrid pero sin duda las derrotas blancas en el Bernabéu duelen mucho, en especial las dos últimas.

Y me refiero sólo a las dos últimas derrotas del Real Madrid, porque en menos de una semana el Barça le ha eliminado de la Copa en el peor partido que han jugado los azulgranas en Madrid sin aparecer Leo Messi y también les han hecho despedirse de LaLiga dejándoles a 12 puntos, más la diferencia de goles. Sin duda, al Real Madrid no le gusta perder como a ningún equipo, pero caer derrotado tantas veces en tu casa con el Barcelona es más doloroso y vergonzoso.

Este Real Madrid de Florentino Pérez que tantas Champions League ha ganado, también es el Real Madrid que más ha avergonzado el Barça. Sólo el Madrid de Mourinho le hizo frente jugando al fútbol. Bueno, y también jugando a ese otro fútbol que a muchos madridistas avergonzó casi más que las continuas derrotas en el Bernabéu.

Del Madrid lo que verdaderamente es preocupante, es que una temporada tras otra, no sabe cómo minimizar al Barça. Un club tan grande como el de la Castellana no puede siempre que juega contra los culés dar la imagen de impotencia que da. En la Copa, pese a dominar, no fueron capaces de hacer un gol en su campo, pese a tener seis ocasiones claras para empujar el balón a la red. Los directores deportivos del Real Madrid decidieron no hipotecar al club por un jugador de 34 años que marcaba 50 goles. Pero antes de marcharse Cristiano Ronaldo, tampoco retuvieron los 20 goles de Morata ni los 15, como mínimo, de James Rodríguez. Y que me expliquen ahora qué club es grande sin 85 goles por temporada.

Sólo, otra temporada más, al Real Madrid le queda la Champions League. Bendita Copa de Europa que disfraza las humillaciones azulgranas en LaLiga y en la Copa del Rey año tras año. Es verdad que las 'Orejonas' transforman al Real Madrid en un equipo grandioso en el mundo. Pero si una temporada el cántaro que tantas veces va a la fuente se cae y se rompe, si fuera este año, que se preparen los blancos porque José Mourinho puede volver con su dedo a marcar el camino del Real Madrid.