Defraudados y decepcionados con sus ídolos

Benzema lucha por un balón durante el derbi entre Atlético y Real Madrid.
Benzema lucha por un balón durante el derbi entre Atlético y Real Madrid.
EFE

Millones de aficionados del Atlético de Madrid y del Real Madrid se han sentido muy defraudados después de haber asistido a través de la televisión al decepcionante duelo entre los dos grandes de la capital. A los telespectadores y oyentes de las diferentes emisoras, hay que sumarles los 68.032 aficionados que han estado en el Metropolitano viendo a dos equipos con más miedo y respeto qué ganas de vencer.

Estoy casi seguro que los dos entrenadores les enviaron un mensaje de prudencia a sus jugadores y que inconscientemente las dos plantillas estuvieron más pendientes de no encajar, de no perder que de ganar. Ninguna de las estrellas osó hacer algo genial y fuera del guión por si erraban y la pérdida del balón pudiera ocasionar una ocasión que terminando en gol, les derrotara. Creo sinceramente que a los defraudados, habría que añadir a todos los que han jugado el primer derbi de la temporada en la capital y que han pasado ‘miedo’ a no salir  ganador.

No se les puede echar en cara a los jugadores el esfuerzo. La pérdida de kilos por el trabajo es innegable. Los kilómetros que debieron recorrer todos en el césped del Metropolitano tampoco pueden ni deben pasar desapercibidos porque lo que si hicieron unos y otros fue correr huyendo del pánico a perder. Un empate a cero que es injusto porque no se lo han merecido ninguno de los dos equipos. Un derbi siempre tuvo emoción pero en éste último Atleti-Madrid, ni eso. Por no tener, no ha tenido ni jugadas polémicas con las que debatir porque ninguno de los dos quiso meterse en líos. Los dos seguramente quisieron ganar pero lo que es oficial es que no quisieron perder y por eso han jugado un derbi decepcionante que ha defraudado a propios y extraños.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento