El Banco de España ha publicado este mes de abril el informe 'Evolución reciente del mercado de la vivienda en España' donde afirma que en las comunidades autónomas con un importante parque de alquiler (Baleares, Cataluña, Madrid y Canarias) ya se ha superado el coste de las rentas de alquiler que había en el 2008, antes de la recesión.

No hay indicadores contundentes que hagan prever que los incrementos de rentas iniciados en 2014 vayan a moderarse o a revertirse a corto plazo. Además una parte de la población, especialmente los jóvenes, tiene un menor poder adquisitivo que hace 10 años y tampoco puede plantearse la alternativa de una hipoteca para la compra. Vivienda en alquiler

La demanda del alquiler no baja ante una oferta vampírica cada vez más exigente en precio y garantías. Los índices de morosidad del arrendamiento crecen y consecuentemente los desahucios también. En 2016 España se situaba como el país de la OCDE en el que las familias deben destinar un mayor porcentaje de ingresos al alquiler, el 35% de los hogares dedicaban más de un 40% de sus ingresos al pago de las rentas.

Para contrarrestar esta situación, especialmente la que padecen las familias con menos ingresos, es necesario la existencia de un importante parque de alquiler social que España no dispone, ni lo va a tener en los próximos 30 años aunque se pusieran los recursos necesarios para promoverlo.

Países de la UE como Francia y Alemania, con una elevada tasa de alquiler y unos parques de viviendas sociales históricamente muy amplios, no han dudado en poner control y regular el alquiler. Los Gobiernos de ambos países, no son ni socialdemócratas ni están a su izquierda y sin embargo han impulsado estas medidas.

En España la demanda de la regulación y control de las elevadas rentas del alquiler ya no la exige solo la PAH, el Sindicato de Inquilinos, plataformas vecinales y algunos gobiernos locales de izquierda.

Es una demanda que también está haciendo suya una parte del sector financiero e inmobiliario. En este sentido, el informe de Servihabitat Trends (Lone Star y Caixabank) 'Mercado residencial en España' del segundo semestre de 2018, detalla la difícil accesibilidad a la vivienda de alquiler y el elevado esfuerzo económico que soporta el inquilinato, por ello propone entre otras medidas: "Políticas de control de las rentas que se pagan en el mercado libre".