Ciudadanos tiene un 'antojo', repoblar la tierra a costa de los derechos de las mujeres

ALICIA MIYARES. PORTAVOZ DE LA RED ESTATAL EN CONTRA DEL ALQUILER DE VIENTRES (RECAV)
Alicia Miyares
Alicia Miyares
Alicia Miyares

La propuesta de Ley, presentada por Ciudadanos  (Cs) en el Congreso de los Diputados, a favor de introducir la práctica de la gestación subrogada en este país, además de ser antidemocrática es un disparate. Su iniciativa es pura mercadotecnia y mercantilismo en torno a los derechos de las mujeres,  ya que pueden ser revocados por contrato y otorgarles un precio.

Hablamos de mercadotecnia y mercantilismo cuando determinados individuos o grupos satisfacen sus necesidades al intercambiar bienes y servicios. El disparate de la propuesta de Cs es que convierte a los recién nacidos  en un bien intercambiable y accesible a terceras personas mediante un contrato y a las mujeres en medios para satisfacer ese deseo, lo que las reduce a meras máquinas expendedoras de bebés.

En la propuesta de Albert Rivera, sólo se explicitan los requisitos que debe cumplir “la mujer expendedora de bebés”: poseer unas determinadas características físicas y psicológicas, cumplir unos requisitos de edad entre los 25 y los 35 y haber probado con antelación que es capaz de embarazarse. Por el contrario, a los demandantes que quieren hacerse con un recién nacido sólo se les exige que expresen su “deseo de ser padres”.

El partido de Albert Rivera se adapta a las necesidades de aquellas personas que quieren perpetuar sus genes y condena a indefensión jurídica a las mujeres que se prestan a ser “vientres de alquiler”, ya que nunca podrán hacer valer el derecho de filiación que les asiste como madres del recién nacido. En definitiva, la propuesta de Albert Rivera atiende al sueño neoliberal de que los derechos puedan ser revocados por contrato, pero contará con la firme oposición de las feministas de este país.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento