Carta al director creativo

ÁLEX GRIJELMO. PERIODISTAOPINIÓN
Álex Grijelmo.
Álex Grijelmo.
20MINUTOS.ES

Los opinantes de guardia se han fijado en el anuncio de una compañía de taxis que muestra a una mujer en braga cuando abandona la habitación de un hombre a quien se ve al fondo mientras aún duerme. El texto dice: "Ahora escapar te costará la mitad".

Unos ven machismo en la imagen, otros se imaginan que se trata de una prostituta y los de más allá todavía no lo han entendido. Pero a mí me ha chocado más la otra imagen de la misma campaña, que ahora explicaré.

Al sector le ha surgido una competencia dura. Durante años, los usuarios de este servicio han padecido de vez en cuando, y también de cuando en vez, al conductor que da la brasa al cliente aunque este vaya concentrado en el periódico; al que impone una emisora odiosa; al que lleva el automóvil solamente medio limpio; al que va él mismo medio limpio, y a los que aplican triquiñuelas para sisar dos euros de más.

Este tipo de taxistas constituyen una minoría, estamos de acuerdo. Pero ya saben ustedes cómo somos los periodistas: pasan diez mil coches por una calle y solo nos fijamos en el que tiene el accidente. Nunca se nos ocurre titular: "Ayer pasaron diez mil coches por el cruce de Goya con Velázquez y no se chocó ninguno".

Iba pensando en esa injusticia cuando vi en un chirimbolo la otra imagen de la campaña. En ella se muestra a un hombre sentado en el retrete mientras consulta su móvil con los pantalones bajados. El texto dice: "Pedir un taxi donde quieras te costará la mitad".

Y me sorprendió también este segundo anuncio. El sector lleva años intentando disociarse de los malos olores…, y van ahora y ponen una foto con la que resulta imposible pensar en otra cosa. También es mala suerte.

Mientras andaba en eso, me preguntaba además si la primera imagen de la campaña no guardaría relación con la segunda. O sea, si el hombre sentado que maneja el móvil con los pantalones bajados no estaría telefoneando a la mujer semidesnuda que escapaba de la otra habitación, para encontrarse ambos en la casa del primero una vez liberada esta de los efluvios.

No sé ustedes, pero yo no hacía más que imaginar que alguien se había confundido. Seguro que pusieron el logotipo de una compañía de taxis donde debía figurar la marca de un eficacísimo ambientador para el baño.

Con mis saludos cordiales. Álex Grijelmo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento