Vox sacude Andalucía. Y lo que no es Vox, también

Juan Carlos Blanco  Periodista y consultor
Juan Marín y Juan Manuel Moreno.
Juan Marín y Juan Manuel Moreno.
EFE / 20MINUTOS.ES

En las próximas semanas, Juanma Moreno seguirá siendo el presidente de la Junta, Juan Marín su vicepresidente de Cs, y Susana Díaz la jefa de la oposición, con Teresa Rodríguez en su papel de conciencia crítica de la izquierda pura. ¿Ha cambiado algo sustancial en Andalucía después del 10-N? Se supone que no, pero todos saben que ese no tiene muchos matices y unos cuantos interrogantes.

En primer lugar, porque Vox también ha arrasado a Ciudadanos en Andalucía y ha sacado casi los mismos votos que el PP. El tercero en discordia de la alianza ya no el tercero en las preferencias de los andaluces que votan por esas opciones. El partido que quiere liquidar las autonomías gana en el ámbito de la derecha en cuatro provincias andaluzas y se asoma con fuerza en las restantes. Y se antoja metafísicamente imposible que no quiera trasladar esta nueva realidad al Parlamento del antiguo Hospital de las Cinco Llagas.

Y, en segunda instancia, porque, aunque la izquierda ha perdido también un buen puñado de votos en el sur, el recuento proporciona un aval al PSOE andaluz de la expresidenta Díaz a la hora de recomponer las relaciones internas de la formación. La política es cuenta de resultados y el hecho objetivo, más allá de interpretaciones hechas desde el hígado, es que el socialismo en Andalucía gana un escaño con respecto a abril y, por tanto, aporta más a Ferraz que el resto de las federaciones del PSOE.

Queda menos de un mes para el aniversario de las elecciones andaluzas del dos de diciembre que desalojaron al PSOE de la Junta y ya nada es como era entonces. Todo cambia vertiginosamente. Y lo hará aún más. Lo que ya no sabemos es en beneficio y en perjuicio de quién.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento