Las banderillas de Van der Vaart

Aymeric Laporte celebra su gol ante Eslovaquia en la Eurocopa
Aymeric Laporte celebra su gol ante Eslovaquia en la Eurocopa
EFE
La opinión de Elías Israel tras la victoria de España sobre Eslovaquia en el último partido de la fase de grupos de la Eurocopa.
Wochit

Ni antes éramos los peores de la Eurocopa ni ahora vamos a ser los campeones, pero hay que estar satisfechos. España por fin ha encontrado la senda del gol. Esto tiene una explicación futbolística: con un líder en la defensa con Azpilicueta y otro en el centro del campo como Busquets, y la conexión Jordi Alba-Gerard Moreno-Morata funcionando, España ha ido muy bien. Y otra gran noticia: qué bien ha estado Pablo Sarabia, una de las grandes sorpresas de la lista de Luis Enrique y que ha estado a un gran nivel. 

Pero ojo, siempre que hay una buena noticia, hay una mala: la victoria de Suecia en el último minuto sobre Polonia. Nos toca ir por el lado difícil del cuadro, empezando por Croacia. Una selección muy experimentada y con un Balón de Oro como Luka Modric de líder. No va a ser nada fácil. Además, si pasamos, tendremos en cuartos de final seguramente al mejor del grupo de Francia y Alemania. 

Se nos plantea un calendario muy difícil, pero esto es lo que queríamos: llegar a estos cruces con las selecciones que, en teoría, nos van a hacer nuestro mejor nivel. Sea por las banderillas de Van der Vaart, por nuestro amor propio o por el orgullo tocado, España ha dado su mejor versión. Si consigue mantenerla, podemos ilusionarnos. Eso no significa que vayamos a ser campeones, pero sí competitivos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento