Adiós Mila, hasta siempre

Mila Ximénez, en el plató de 'Sálvame'.
Mila Ximénez, en el plató de 'Sálvame'.
TELECINCO
Mila Ximénez con Belén Esteban y María Patiño,
Wochit

Soñadora, resiliente, amiga de sus amigos, Mila Ximénez será eterna. Pensó que se salvaría, que acabaría doblegando a ese cáncer al que se enfrentó con el peor de los diagnósticos. Tenía esperanza y soñaba con repetir aquellos días felices que pudo saborear cuando la vida la premió con una segunda oportunidad tras años aciagos y oscuros. Se ha marchado tranquila, en paz, acompañada de sus incondicionales y con la habitación repleta de esos santos y vírgenes en los que encontró refugio durante la última etapa de su enfermedad.

Vehemente, combativa y de carácter irreverente, Mila tenía el don de retroceder sobre sus palabras, levantar el teléfono, pronunciar ‘te quiero’ y pedir perdón en un medio en el que los sentimientos (casi) siempre se relegan al último lugar. Quiso, amó, odió y sintió con la misma pasión. Era pólvora, sí, pero esa pólvora dulce que hace estallar al cielo en mil colores en las noches falleras. Hasta siempre.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento