'Trolling'

Rebeca Marín  Periodista y escritoraOPINIÓN
Más de 7.000 personas, 2.500 de ellos menores, viven en condiciones inhumanas a escasos kilómetros del centro de la ciudad.
Más de 7.000 personas, 2.500 de ellos menores, viven en condiciones inhumanas a escasos kilómetros del centro de la ciudad.
Jorge París

De los creadores del 'crowdfunding' y el 'coworking', precursores del 'job hopping' y 'cohousing', se suman a la saga de la romantización de la pobreza, el 'coliving' y el 'stooping'. Cada día son más los anglicismos que se incorporan a nuestro idioma para disfrazar la cruda realidad vistiéndola de modernidad. Una trola de la que participamos deglutiendo nuestras propias mentiras en una suerte de canibalismo hípster insufrible. 

Traduzcamos. El 'crowdfunding' es el método supuestamente solidario que significa la aportación de dinero por parte de mucha gente, como única manera de financiar un proyecto, porque una persona sola es incapaz. El 'coworking', disfrazado de sinergia laboral, es compartir espacio con otros a modo de oficina porque eres incapaz de pagarte una propia. El 'job hopping', esa última tendencia; trabajadores que cambian de puesto y ciudad asiduamente, y que lejos de hacerlo para vivir nuevas experiencias y crecer, es la consecuencia de la precarización laboral, la inestabilidad y los bajos sueldos. 

Dejemos de engañarnos en otros idiomas y de enmascarar las carencias de nuestro sistema, porque el mayor eufemismo es el propio sistema

El 'cohousing' es la romántica manera de compartir vivienda con otros ancianos cuando llegas a una edad porque tu pensión es insuficiente para pagarte una residencia. Y unas décadas antes, es el 'coliving', compartir piso con otros jóvenes porque el precio de los alquileres te impide independizarte. Y cerrando el desfile de patéticos eufemismos llega el 'stooping', que disfrazado de reciclaje, es coger los muebles de la calle que desechan tus vecinos porque no puedes comprarte unos nuevos. 

Lo que se hace por necesidad y no por elección deja de ser positivo. Dejemos de engañarnos en otros idiomas y de enmascarar las carencias de nuestro sistema, porque el mayor eufemismo es el propio sistema.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento