Borja Terán  Periodista

¿Por qué y cuándo cobran los invitados en shows como el de Bertín Osborne?

Ana Obregón y Bertín Osborne.
Ana Obregón y Bertín Osborne.
MEDIASET

Ana Obregón ha publicado que donará su caché de la entrevista de Bertín Osborne a la investigación del cáncer. Lo que debía ser una acción a valorar, a la vez, ha levantado suspicacias. El motivo: hay una parte de la audiencia que pensaba que los invitados del programa 'Mi casa es la tuya' no cobran como en otros formatos como 'Sálvame'. El propio presentador ha comentado en alguna ocasión que no eran entrevistas remuneradas.

Pero la realidad es más compleja. 'Mi casa es la tuya' es un espacio comercial que genera beneficio a una cadena en prime time, así que gran parte de los artistas que aparecen consideran su participación en el show como una forma de trabajo más. Y, por tanto, no van a regalar su tiempo a una empresa televisiva que va a obtener beneficios publicitarios con tal encuentro.

Como consecuencia, es lógico que determinados protagonistas del programa de Bertín Osborne cobren por su implicación en el espectáculo. Aunque no todos. La excepción está en aquellas personalidades que están de promoción o que su fuente principal de ingresos no tiene tanto que ver con el mundo audiovisual. Entonces hay otros intereses: como poder posicionar en horario de máxima audiencia tu trabajo habitual. Esto puede suceder con cantantes, actores e incluso con deportistas.

La diferencia entre cobrar o no cobrar, esa es la cuestión, está en qué rendimiento extrae el personaje del programa de Bertín Osborne. Puede ser en forma de proyección de su arte en prime time o, como ha sucedido en el caso de Ana Obregón, simplemente ha compartido su vida con Bertín... y el público.  Obregón es una presentadora de la tele sin ningún programa o serie que comunicar en 'Mi casa es la tuya'. Su paso por el programa es, en cierto sentido, un trabajo más. Hacerlo gratis en Telecinco sería un acto de ingenuidad. Porque la cadena saca rédito de su colaboración.

Otra historia es que desde la propia televisión se haya culpabilizado a aquellos que venden 'exclusivas' para vivir de la polémica y, ahora, parezca una práctica deleznable. Así se ha creado un círculo vicioso. Aunque todo depende. Las entrevistas periodística deberían ser un acto sin prestación económica a cambio, lo que pasa es que, en ocasiones, la entrevista ha girado a feroz show con muchas aristas. Un show en el que te pueden dejar vendido. 'Tómbola' marcó este rumbo. Cachés millonarios era la única manera de convencer a los famosos a exponerse a entrevistas complicadas.  Desde entonces, en esa desconfianza a la que tiende el show business, las celebrities quieren la parte que les corresponde. Y sus managers, también.  Ya lo dice el refranero popular: "en esta feria has de ser o mercancía o mercader".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento