Borja Terán  Periodista

Por qué es morado el decorado de 'Friends': el otro truco de las series clásicas para calar en la memoria

Los protagonistas de Friends en el apartamento de Mónica.
Los protagonistas de Friends en el apartamento de Mónica.
HBO

HBO anuncia su nueva temporada con cartelones protagonizados por Friends. Nunca antes en la historia se ha utilizado como jugoso reclamo actual una serie estrenada hace casi tres décadas, el 22 de septiembre de 1994. Todo un fenómeno que representa nuestro tiempo: aturullados con tanta oferta de usar y olvidar regresamos allá donde sabemos que fuimos felices. De ahí que Friends siga siendo lo más consumido en las plataformas bajo demanda, aunque nos sepamos sus capítulos de memoria.

Y justamente Friends sigue marcada en nuestra memoria porque supo crear una identidad contundente, en contenido y en continente. En guion, interpretación y estética. Ahora, en cambio, hay determinadas compañías audiovisuales que quieren series que se vean con una entonación global. Es decir, que no se reconozca la personalidad propia de las ciudades en las que se ruedan las ficciones y que estéticamente los entornos sean intercambiables para ser aptos para cualquier lugar del mundo. Como si la diversidad del planeta no existiera y no enriqueciera las historias.

Poco que ver con Friends, que eligió la autenticidad de Nueva York como el séptimo personaje protagonista de la serie. Chandler Bing, Phoebe Buffay, Monica Geller, Ross Geller, Rachel Green, Joey Tribbiani y Nueva York. El atractivo urbano y cosmopolita de la gran manzana envuelve a la sitcom de más carisma e incluso la dota de un sentimiento más aspiracional. Todos hemos sentido que conocemos Nueva York. Aunque jamás hayamos estado en Nueva York. Las tramas de Friends son mejores tramas gracias a desarrollarse en una de las capitales más peculiares del mundo. Eso sí, en realidad, nada de la serie se grabó allí, pues los platós con los decorados estaban en Los Ángeles. Bueno, nada no, las imágenes de transiciones e identificación de las localizaciones donde vivían los personajes, sí, claro.

"El buen decorado de una serie de televisión debe tener muchas puertas para ayudar a que ocurran situaciones"

Friends, por tanto, aprovechaba la fuerza de la ciudad como valor añadido a las vidas de la pandilla, pero sus creadores también sabían de la relevancia de crear una poderosa iconografía propia que calara en el imaginario colectivo. Así el apartamento de Mónica debía atesorar un acogedor estilo neoyorkino y, a la vez, necesitaba contar con un aplastante carácter propio que el espectador reconociera. La audiencia tenía que saber en qué serie estaba con sólo un golpe de vista. La decisión fue pintar de rotundo color púrpura las paredes. Se establecía un color identitario en una escenografía al puro estilo de una sitcom clásica: con muchas puertas sin cerradura para ayudar a la imaginación de los guionistas.

Pero no sólo basta con un color especial, también en Friends se matizaron detalles de decoración que se podían transformar en iconos... y hasta merchandising.  Como consecuencia, un marco de madera que quedó libre tras romperse un espejo no se tiró a la basura y se colocó con gusto e ingenio alrededor de la mirilla de la puerta. Estaban creando una estampa única, original, creativa. Estaban creando un símbolo para la historia de la ficción. De toda la historia de la ficción, más allá de Friends.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento