La barra libre urbanística la pagas tú

Omar Anguita  Diputado y portavoz Socialista de Infancia y JuventudOPINIÓN
Isabel Díaz Ayuso en la charla coloquio de El Independiente
Isabel Díaz Ayuso.
Joaquin Corchero

Hay muchas maneras de definir la gestión de la derecha en Madrid: la gestión con corrupción, la gestión de los recortes de los servicios públicos, la del abandono de nuestros mayores en las residencias y la gestión del despilfarro. Bueno, hay una más a colación de esta última: la de la herencia envenenada.

Pase lo que pase, a los madrileños nos tocará pagar. Nos tocará pagar el despilfarro de su liberalismo extremo, en un incomprensible afán de convertir nuestra Comunidad en una especia de Disney World para las constructoras, el modelo del ladrillo, el modelo de Eurovegas.

Tenemos hospitales públicos con plantas completamente vacías y casi destruidas por culpa de la gestión nefasta de los recursos públicos o, mejor dicho, siguiendo una vergonzosa estrategia política de dejar morir por inanición presupuestaria los servicios públicos, principalmente en la Educación y la Sanidad. Podría pensarse que, tras una pandemia mundial donde nuestros sanitarios y sanitarias han dado lo mejor de sí, nuestros gobernantes en Madrid podrían ponerse a su altura y gestionar nuestros recursos con un poco más de sensatez. Sensatez, quizá pida demasiado. Aquí son más de pelotazos urbanísticos.

Siguiendo una vergonzosa estrategia política de dejar morir por inanición presupuestaria los servicios públicos

Uno de los últimos es el de la Ciudad de la Justicia. Nos costará la friolera de 1.800 millones de euros a pagar en ‘cómodos plazos’ en los próximos 36 años, a razón de 50 millones al año. El Partido Popular decide hipotecar nuestro futuro, el de la ciudadanía. Da igual que la izquierda gobierne a partir del 2023, Ayuso ya ha hipotecado nuestro presupuesto para que las constructoras se embolsen cerca de 1.300 millones limpios. No solo ganan dinero, también derechos de explotación de los locales comerciales, aparcamientos y oficinas de la zona construida. Una barra libre en toda regla, sufragada por nosotros y nosotras.

Ayuso coge la estela de ‘grandes’ gestores y gestoras públicas como Aguirre, Cifuentes o Gallardón. Cada obra iniciada por sus antecesores viene marcada por inmensos sobrecostes. Estaremos atentos, para no dejarles pasar ni una más.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento