Vicente Vallés  Periodista

La unidad que Sánchez pide a Feijóo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo.
EUROPA PRESS

Sobrepasada la mitad de la legislatura, ya nadie se fía de nadie. Los socios de la coalición se miran con recelo. Los unos sospechan que los otros no están por la labor de colaborar, sino concentrados en preparar las próximas elecciones. Los abrazos de enero de 2020, cuando se firmó el nacimiento del Gobierno PSOE-Podemos, han derivado en un ‘sálvese quien pueda’, porque antes o después llegará la cita con las urnas.

De ahí que Pedro Sánchez ya no solo no consulte con Podemos los asuntos principales, sino que ni siquiera se los comunique. Así ha ocurrido con el envío de armas a Ucrania, con la decisión de ampliar el presupuesto en Defensa, con el viraje en la política sobre el Sáhara Occidental, o con la voluntad de nombrar fiscal de sala a la fiscal general del Estado cuando termine su mandato. De todos estos asuntos, la cúpula de Podemos se ha enterado por la prensa o leyendo el Boletín Oficial del Estado. Y los socios parlamentarios del Gobierno (Esquerra, Bildu, PNV, Más País, Compromís…), también. Como es natural, eso no les gusta.

Ha lanzado un llamamiento a la unidad, en este tiempo de graves problemas económicos y en medio de una guerra en suelo europeo

Con este panorama de recelos mutuos en el bloque de la mayoría, ahora aparece Alberto Núñez Feijóo en el paisaje de la legislatura. A la vista de la reacción que ha provocado en los dirigentes de los demás partidos, no queda claro si Feijóo provoca más desprecio o más miedo. El portavoz de Vox, Jorge Buxadé, considera que "el PP ha dejado meridianamente claro que no tiene meridianamente claro cuál es el futuro que quiere para España". El portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha establecido que Feijóo supone "la vuelta del marianismo". El portavoz de Podemos, Pablo Fernández, ha sentenciado que los populares son "indistinguibles de Vox". Y el portavoz del PSOE, Felipe Sicilia, ha dicho del nuevo líder popular que "ha venido de Galicia a tapar la corrupción de Ayuso y a capitular ante la extrema derecha". Con estos parabienes previos, el presidente Sánchez ha exigido a Feijóo, con quien se reúne este jueves, hechos y acciones que demuestren que las cosas han cambiado en el PP, y ha lanzado un llamamiento a la unidad, en este tiempo de graves problemas económicos y en medio de una guerra en suelo europeo. Tiene razón el presidente. La duda es si ofrece a Feijóo un pacto negociable entre ambos, o solo espera del líder del PP que se sume, sin más, a las decisiones que se adoptan en Moncloa.

¿Serán posibles acuerdos entre PSOE y PP sin que se rompa la coalición con Podemos?

Porque surgen dudas: ¿serán posibles acuerdos entre PSOE y PP sin que se rompa la coalición con Podemos? ¿Serán factibles pactos de Feijóo con Sánchez sin que Vox acuse a los populares de ser, otra vez, la derechita cobarde? ¿Veremos a PSOE y PP defendiendo la importancia de la gestión, mientras Podemos y Vox se apropian de la lucha ideológica

Mostrar comentarios

Códigos Descuento