Joan Ferran  Historiador y articulista
OPINIÓN

Machado despierta

Rue Antonio Machado, en Colliure
Rue Antonio Machado, en Colliure.
EUROPA PRESS/ARCHIVO

No hace demasiado tiempo alguien cobró unos dineritos por asesorar y elaborar un informe acerca de la idoneidad de los nombres de las calles y plazas de Sabadell. El ayuntamiento pretendía comprobar si su nomenclátor cumplía con los requisitos de la Ley de Memoria Histórica. 

De las conclusiones del estudio dependía la permanencia en el callejero de nombres de personalidades y efemérides. Para sorpresa e indignación de muchos ciudadanos el informe aconsejaba retirar, entre otras, la placa que daba nombre a una plaza dedicada a Antonio Machado. El ‘lumbreras’ que aconsejó la purga catalogó al poeta andaluz como ‘españolista y anticatalanista’. 

El consistorio, afortunadamente, desestimó las recomendaciones de aquel trabajo sectario pero el mal ya estaba hecho. El recuerdo del hombre bueno, del demócrata que descansa en Colliure, no se merecía el agravio. Pero parece ser que la ley del péndulo funciona y, en este sentido, es de agradecer que el ayuntamiento de Barcelona haya tomado la iniciativa de sumarse a la Red de Ciudades Machadianas

También es loable que el municipio participe en la publicación de un libro que recoge los veintinueve artículos que el poeta escribió para La Vanguardia. Si a ello añadimos la placa conmemorativa, que este sábado se ha de colocar en la entrada del mercado de Canyelles, miel sobre hojuelas. 

Barcelona fue la última residencia de Machado antes de partir hacia el exilio. Escribió el poeta: “Tras el vivir y el soñar, está lo que más importa: despertar”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento