Borja Terán  Periodista

Aitana, la entrevistada perfecta

Aitana en 'La Resistencia'
Aitana en 'La Resistencia'
Movistar Plus

Es fácil perderla, pero Aitana la mantiene: la autenticidad que transmitía en la academia de OT 2017 permanece intacta. Sólo han pasado cuatro años y, en cambio, da la sensación que hace una eternidad desde su paso por el programa de Gestmusic y TVE. La artista ha crecido mucho y no ha parado de triunfar, demostrando que OT crea de verdad estrellas cuando encuentra diamantes en bruto claramente destinados a serlo.

Pero, por encima de todo, Aitana ha aprendido en aquello que se vuelve más complejo cuando te sobreviene el éxito repentino y más a los diecinueve años: el trato con los medios de comunicación. Y lo ha hecho sin dejar atrás la naturalidad para afrontar cualquier pregunta, por incómoda que sea. Cuando lo más sencillo es ponerte una coraza infranqueable y temerosa que te vaya restando esa espontaneidad de la que el público se enamoró.

Lo ha vuelto a demostrar en la presentación de un menú que lleva su nombre propio en McDonalds y que contiene una hamburguesa que se incide que es realmente la favorita de Aitana. A la pregunta sobre cómo puede promocionar esa hamburguesa cuando ella dijo ser celiaca, la joven cantante relativizó y explicó que es un spot que se ha ido negociando con tiempo y que se gestó incluso antes de saber que tenía esa intolerancia. Y que esa hamburguesa es realmente su preferida desde hace años. Sea cierto o puro marketing consensuado, Aitana convence, pues afronta la cuestión con tono honesto, como lo hace todo.

Pero, sobre todo, en su día a día como entrevistada, Aitana irradia el superpoder de las viejas folclóricas pero actualizado a un talento del siglo XXI. Ella comparte sus vivencias con esa generosidad que seduce, porque da detalles sin importarle compartirlos con el espectador. Así el público se siente implicado en su vida, porque la narra sin aparente esnobismo, sin ningún tipo de complejo o superioridad moral.

De hecho, en su última visita a 'La Resistencia' llegó a proponerle a David Broncano que salieran a la calle, que igual nadie les reconocía. Y parecía decirlo de verdad, consciente de que la fama es a veces solo una ilusión. Te puede conocer mucha gente pero mucha otra no tener ni idea de quién eres. Y de hecho ocurrió: Aitana y Broncano salieron del teatro y sí, había muchos fans pero se acercaron a una perfumería donde su dueña no parecía tener muy ubicada a la cantante.

Más tarde, Aitana compartió con gracia que un día vio a Broncano en patinete desde un coche por la Gran Vía y se puso a llamarle con su móvil. Él no le cogió el teléfono. Puede sonar a un comentario sin más, pero esas anécdotas, cuando se cuentan desde televisión, desde el detalle, enganchan y generan vínculos con la audiencia. Porque son lo cotidiano que nos une, que nos humaniza. Como hacía Lola Flores cuando explicaba a Jesús Hermida, con todo tipo de datos, que no lograba vender su tablao flamenco en la madrileña calle José Abascal. Al igual que cualquier señora de la época: compartía su historia personal con pelos y señales hasta especificando el número de la calle donde estaba el tablao invendible. Sin tabúes.

"La fama es a veces solo una ilusión. Te puede conocer mucha gente pero mucha otra no tener ni idea de quién eres"

Aitana no tiene nada que ver con Lola Flores. Sin embargo, en las entrevistas también va al matiz espontáneo y hasta humilde, sin que parezca una pose. Porque Aitana sigue siendo Aitana, maja, atenta, empática, educada, sin una mala respuesta.

Aitana parece que no quiere dejar atrás esa ingenuidad que la convierte en una más. Aunque no sea una más, probablemente también por eso mismo: porque hasta en una entrevista de promoción se deja llevar por la complicidad sin temor a resultar imperfecta y riéndose de sí misma (entró desorientada al escenario de La Resistencia porque es muy miope). Y, sobre todo, sin oprimirse por los corsés que lanzan mensajes prefabricados para vender obsesivamente un producto, ya sea un disco, un perfume o una hamburguesa.

Ahora Aitana vende mucho, las marcas bien lo saben, pero, sin quererlo, también se está convirtiendo en referente para jóvenes estrellas en su trato con los medios. Muchos podrían fijarse en ella, aunque cierto es que la autenticidad no se pueda aprender. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento