Jaume Barberà  Periodista
OPINIÓN

Disrupción

Sánchez y Aragonès, reunidos en Moncloa.
Sánchez y Aragonès, reunidos en Moncloa.
ACN

Parece mentira, pero, en muy poco tiempo, se ha vuelto a una cierta, repito, a una cierta “normalidad” en las relaciones entre la Plaça Sant Jaume y la Moncloa. Y esto es así porque ha habido un hecho absolutamente disruptivo: los indultos.

Pedro Sánchez, como presidente del Gobierno de España, ha sido valiente, es decir, ha ejercido como un estadista. Los estadistas no esperan que el tiempo solucione los problemas, como hacía Mariano Rajoy. No esperan que pasen cosas, sino que hacen que pasen. Son proactivos. Pueden hacerlo bien, mal o regular, ya lo valorarán los ciudadanos en su momento.

"El problema de Sánchez, que yo diría que es el de España en general, es que este país carece de una derecha responsable"

Sánchez ha comprobado varias veces que el independentismo no podía ser vencido en las urnas, que es tenaz y persistente, y que no perdía fuerza. Sabe, también, que no se puede estar permanentemente enfrentados con la segunda comunidad que más aporta al PIB general. Y sabe, también, que Europa, como ya está haciendo, no avalará las sentencias del 'procés'. Así es que tuvo que hacer lo que en su momento dijo que no haría: sacar a los líderes políticos catalanes de la prisión. Y, como cualquier persona no fanatizada puede ver, ha empezado la distensión. ¿Dónde nos llevará? Seguro que a un lugar mejor que el de la confrontación.

Con todo, el problema de Sánchez, que yo diría que es el de España en general, es que este país carece de una derecha responsable, una derecha que se pueda homologar a la que existe en la inmensa mayoría de países de la Unión Europea. Hasta los empresarios, empezando por el presidente de Foment, Josep Sánchez Llibre, y por el de la CEOE, Antonio Garamendi, y la Conferencia Episcopal han entendido que es necesario un cambio de escenario. Los últimos de Filipinas, no. Como otros de distinto color son partidarios del cuanto peor, mejor.

Mientras tanto, Pedro Sánchez y Pere Aragonès se han reunido este martes para empezar a sacar las piedras del camino. Suerte.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento