Manuel Mostaza Barrios  Politólogo y Director de Asuntos Públicos de ATREVIA
OPINIÓN

Mariposas en Madrid

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso
RRF

El aleteo de una mariposa en Murcia originó, pocos días después, la convocatoria de elecciones en la Comunidad de Madrid y, de manera casi consecutiva, la salida del vicepresidente Pablo Iglesias del Gobierno, dimitido para ser candidato a presidir la región madrileña. De todas les encuestas que se han conocido hasta ahora, la publicada por este periódico es la única que tiene la virtud de poder comparar el escenario político previo y posterior al anuncio del nuevo candidato -¿quién se acuerda ya de las primarias?- de Unidas Podemos. Y los datos son muy reveladores. Hay un efecto Iglesias, claro que lo hay: para la formación morada desaparece el riesgo de ser extraparlamentaria en Madrid, pero este efecto tiene, como era previsible, un efecto rebote y es posible que la candidatura de Isabel Díaz Ayuso sea la otra gran beneficiada del movimiento del líder de Unidas Podemos.

"[Ayuso] es mejor valorada que sus propios candidatos tanto por los votantes de Ciudadanos como de Vox"

En el ámbito de la izquierda, lo más relevante es la caída en la fidelidad de los votantes de Más Madrid sobre todo, pero también del PSOE; mientras que la de los de la formación que hasta ahora dirigía la condenada Isa Serra sube casi veinte puntos en fidelidad a raíz del anuncio, lo cual explica en gran parte el incremento hasta el 8,7% (partiendo del 4,5%) que experimenta Unidas Podemos en intención de voto después del anuncio de la candidatura. Otro elemento importante es que la candidatura unitaria entre las dos fuerzas a la izquierda del PSOE era rechazada con claridad por los votantes de Más Madrid: casi dos tercios renegaban de esta posibilidad, rechazo compartido también por la mayoría de los votantes socialistas. En realidad, dentro del ámbito de la izquierda solo los votantes de Unidas Podemos apoyaban con entusiasmo dicha posibilidad.

Pero ya decíamos que la candidatura de Pablo Iglesias genera también un efecto movilizador en torno a Isabel Díaz Ayuso: su intención de voto sube más de tres puntos y medio a raíz de la incursión del vicepresidente en la contienda. Este incremento parece venir con claridad no solo de la bolsa de votantes de Vox y los desencantados de Ciudadanos (es decir, casi todos), sino también de la capacidad de movilizar incluso a su propio electorado: no en vano es el partido con una mayor fidelidad de voto entre sus votantes. La presidenta Díaz Ayuso es la mejor valorada entre todos los votantes que van del centro hasta la derecha y de hecho es mejor valorada que sus propios candidatos tanto por los votantes de Ciudadanos como de Vox. Se trata de un factor importante porque esa capacidad de agrupar en torno a ella a todos esos votantes explica por qué el porcentaje de madrileños que la quieren a ella de presidenta dobla de largo a los que prefieren a Ángel Gabilondo y más que triplica el porcentaje de los que prefieren a Pablo Iglesias.

Un último aspecto: abordar la campaña en términos solo de lucha cultural puede enajenarle al PP el apoyo de los votantes del centro en las próximas semanas. La buena valoración de la gestión que muestra la encuesta en aspectos relacionados con la gestión de la pandemia -el apoyo a la hostelería, el hospital de IFEMA- demuestra que hay vida (electoral) más allá de las cruzadas ideológicas y del juego de tronos a escala castiza en la que estamos todos embarcados. Desperdiciar ese capital podría ser letal para los populares.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento