Firma invitada  ---Carlos Casas y Miriam González Durántez

La brecha de género no es solo cuestión de adultos

  • Miriam González Durántez: founder of Inspiring Girls International.
  • Carlos Casas: global head of Talent and Culture, BBVA
Amoy Antunet Shepherd
Amoy Antunet Shepherd, a sus 7 años, desea ser neurocirujana de mayor.
JORGE PARÍS

La brecha de género no es una cuestión de adultos: los niños y las niñas empiezan a ver las profesiones como trabajos de hombres y trabajos de mujeres desde que tienen tan solo 7 años. La mayoría piensa que las Fuerzas Armadas, la Policía, la agricultura o la mecánica son trabajos de hombres; y el magisterio, la enfermería o la peluquería, trabajos de mujeres. Cuando los niños y las niñas se imaginan a una persona dedicada a la cirugía, tecnología, la banca o la ingeniería, la suelen visualizar como hombre; y asocian la palabra ‘jefe’ mucho más a hombres que a mujeres. Como bien ha alertado la OCDE, esto es algo que ocurre no solo en España, sino en todos los países del mundo, incluidos los miembros de la OCDE que son los más avanzados y los que han hecho más progreso en igualdad de género.

El impacto de esos estereotipos de género se percibe con claridad en la adolescencia, que es cuando muchas niñas empiezan a mostrar falta de confianza en sí mismas: a los trece o catorce años empiezan a dejar asignaturas porque creen que "no son para niñas" y también empiezan a abandonar deportes que piensan que "no son para ellas". Curiosamente, cuando las niñas abandonan las asignaturas de ciencias y de matemáticas, no es porque tengan especiales dificultades para destacar en esas materias, sino que lo hacen incluso cuando sacan mejores notas que los niños.

"Dentro de cada mujer hay una historia inspiradora para las niñas"

El impacto de esas decisiones en la futura vida laboral de esas niñas es enorme porque en la nueva economía del conocimiento muchas de las asignaturas STEM (siglas en inglés de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas) son esenciales para poder desarrollar una actividad laboral bien remunerada, incluso aunque no sean actividades laborales ‘de ciencias’. Pero las consecuencias son también graves para la sociedad en su conjunto, porque significa que perdemos sistemáticamente un capital de talento imprescindible solamente por el impacto de los absurdos estereotipos de género.

En BBVA e Inspiring Girls estamos convencidos de que podemos atajar el impacto de los estereotipos de género de una manera simple y efectiva; y por ello hemos decidido trabajar juntos enseñándoles a las niñas las muchísimas profesiones que realizan las mujeres; y poniendo a su disposición mujeres profesionales que les muestren todas las oportunidades a su alcance; y que las inspiren a decidir lo que quieren hacer en su vida sin estar condicionadas por estereotipos de género.

BBVA e Inspiring Girls llevan más de 2 años colaborando en diferentes acciones para jóvenes en España. Una fructífera relación que ha llevado a BBVA a convertirse en uno de los mayores sponsors globales del proyecto Inspiring Girls a nivel internacional y que permitirá conectar a miles de niñas con mujeres que les sirvan de referentes en los 16 países en los que ya opera Inspiring Girls: mujeres de todo tipo, de todas las edades, a todos los niveles y en todas las profesiones. Porque creemos firmemente que dentro de cada mujer hay una historia inspiradora para las niñas. Conectaremos a las niñas con todas esas mujeres no solo en persona, sino también a través de las nuevas tecnologías: el Video Hub de Inspiring Girls contiene entrevistas de todo tipo de mujeres, grabadas por ellas mismas, contándoles a las niñas lo que hacen y cómo llegaron a ser lo que son. Están disponibles en cinco idiomas para que cualquier niña con acceso a internet pueda acceder a todas esas mujeres con solo tres clicks desde cualquier parte del mundo.

"La falta de acceso de las niñas a mujeres referentes que les sirvan de ejemplo es algo que debemos y podemos solucionar"

En BBVA e Inspiring Girls no queremos tan solo alertar a la sociedad sobre el impacto de los estereotipos de género en las niñas; o simplemente iniciar una reflexión colectiva sobre la necesidad de mitigar ese impacto; lo que queremos es realizar acciones concretas y tangibles que solucionen de manera efectiva el problema, tanto en España como de forma global. Y no creemos que esto sea solo una labor que tengan que realizar las mujeres, sino que creemos que es algo que nos concierne a todos, mujeres y hombres.

Ayudar a las niñas es algo tan sencillo como dedicar 15 minutos a grabar una entrevista. En BBVA, tanto hombres como mujeres nos hemos comprometido a intentar que la mayoría de las mujeres que trabajan en nuestro banco colaboren grabando sus entrevistas. Y junto con Inspiring Girls esperamos poder convencer a otras empresas y al mayor número de personas posible para que también se comprometan a ello.

La falta de acceso de las niñas a mujeres referentes que les sirvan de ejemplo y guía es algo que debemos y podemos solucionar. Si quieres colaborar, únete a BBVA e Inspiring Girls dedicándole a las niñas unos minutos de tu tiempo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento