Helena Resano  Periodista
OPINIÓN

"Eso que tú me das"

Una imagen del documental 'Eso que tú me das', con Pau Donés y Jordi Évole.
Una imagen del documental 'Eso que tú me das', con Pau Donés y Jordi Évole.
ATRESMEDIA

No sé si voy a poder ver del tirón el documental que Jordi Évole ha preparado tras su última conversación con Pau Donés. Se estrena en cines en unos días y me temo que voy a tener que salir antes porque no voy a poder aguantar el llanto. Y sé que lo que diga Pau será para grabárselo a fuego, para escuchar sus frases una y otra vez en bucle, muchas veces. Pero saber que quien te habla es consciente de que te habla por última vez, que quien está ahí se fue y sabía que le veríamos en la pantalla cuando él ya no estuviera me parece desgarrador. Valiente, brutalmente valiente, pero desgarrador

Fue él quien pidió esa última conversación. Quería que el público, su público, le conocieran tal y como es: "Un testigo real de lo que soy", dice en un momento de la grabación. Que le pudiéramos escuchar una última vez, así, mirando a la vida desde lo alto de una montaña, con su botella de oxígeno al lado, sabiendo que le queda poco para irse y aprendiendo a disfrutar del tiempo sin prisa, saboreando los segundos.

Pau llamó a Évole para tener esa última charla, sabía que se moría y con la lucidez de estar viviendo sus últimos días quiso grabar ese documental, más bien esa charla, para dejarla como testamento. Estaba su música, sus letras, pero le faltaba contarnos algo más. Que la vida es maravillosa a pesar de todo, a pesar de las angustias diarias, de las preocupaciones, de los cabreos, sí, porque te enfadas cada día, unas veces contigo, otras con los demás, otras no sabes muy bien con quién o qué, pero te enfadas. Y pierdes minutos, horas o incluso días, en encontrar culpables de lo que te pasa. 

La muerte seguramente es la lección que más nos cuesta aprender de la vida: nos empeñamos una y otra vez en ignorarla

Dice Évole que la charla con Pau no fue sobre la muerte, sino sobre la vida. Y la muerte seguramente es la lección que más nos cuesta aprender de la vida: sabemos desde pequeños que está ahí, nos visita de vez en cuando llevándose a un ser querido, dándonos sustos… pero somos así de cabezotas, nos empeñamos una y otra vez en ignorarla, en despreciarla, en pensar que seremos eternos, en que a nosotros no nos tocará…Cuando lo único eterno es que nacemos y morimos. Todos.

El documental se titula como su última canción, Eso que tú me das. Optimismo en estado puro. A pesar de todo, a pesar de ese diagnóstico fatal, a pesar de haber puesto el contador en marcha hay hueco para dar las gracias. Y eso es lo que hace Pau en esa última charla. Dar las gracias. Un regalo para todos los demás, desde luego, escuchar a alguien saber reconocer que la vida, a pesar de todo, es maravillosa. Veré el documental, no sé si en el cine o en mi casa cuando se pueda, para poder llorar a moco tendido sin que nadie me vea. Porque la alegría, Pau, también se llora. Y yo sé que escuchándote lo haré. Gracias por "eso" que tú nos has dado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento