Álex González  Periodista

Abran la puerta

Segunda Playa del Sardinero
Segunda Playa del Sardinero en una imagen de archivo
EUROPA PRESS 

España, una tierra que ha sido a lo largo del tiempo un escaparate mundial. Para los griegos, el estrecho de Gibraltar era una puerta a lo desconocido. Según su mitología, allí se situaban las columnas de Hércules. Una en el Peñón y otra en el monte Hacho ceutí. Atravesarlas quería decir que ibas hacia donde estaban las bestias, es decir, más allá (plus ultra en latín) del Mare Nostrum, como se conocía al mar Mediterráneo. Hoy en día, esas dos columnas, las olas del mar y esa frase forman parte de nuestro escudo.

Los emperadores romanos se llevaban a sus ciudades el aceite de oliva, que se producía en lugares cercanos a lo que actualmente conocemos como río Guadalquivir, y apreciaban una salsa de pescado seco que se elaboraba en Ceuta y que se conocía como garum. Un manjar para Octavio Augusto, que decidió otorgar a la localidad la categoría de municipio.

"Nuestras playas y gastronomía atraen a cualquiera. Abran la puerta, que el mes de julio está a la vuelta de la esquina"

La Alta Edad Media, con la reconquista, fue un periodo muy duro como para potenciarse. En el siglo XV, los Reyes Católicos confiaron en Colón, un embaucador y experto en el comercio de especias, para descubrir lo que terminó siendo el Nuevo Mundo. Se abrían rutas que generarían gananciales y prosperidad para varios siglos. Pero fue hace 111 años cuando se produjo el primer vuelo en España de la mano de Juan Olivert, lo que marcaría el futuro, y desde la década de los 60, las vacaciones son cita obligada. En definitiva, una región históricamente atractiva.

Hoy somos el segundo país más visitado. Nuestras playas y gastronomía atraen a cualquiera. Abran la puerta, que el mes de julio está a la vuelta de la esquina. Eso sí, mientras nos reactivamos, muchos siguen en las calles con el Duelo a garrotazos que retrató Goya en 1819.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento