Tanta Europa
Tanta Europa
Óscar Salazar, Responsable Técnico del área de Fondos Europeos de Euro-Funding
OPINIÓN

Coronavirus: una vez más es necesaria la colaboración público-privada

Hospital Infanta Sofía en Madrid.
Hospital Infanta Sofía en Madrid.
EP

En muchas actividades de nuestro entorno y para mantener o mejorar nuestro estado de salud y bienestar, es conveniente la colaboración público-privada. En el caso del coronavirus, esta conveniencia es una necesidad.

Actualmente este virus ya se ha aislado y se ha secuenciado su genoma, pero su alto grado de mutabilidad hace difícil el desarrollo de una vacuna efectiva a corto plazo, la cual podrá obtenerse en un año como máximo. Otro enfoque terapéutico es el uso de medicamentos antivirales de amplio espectro, como el inhibidor de la ARN polimerasa -conocido por el tratamiento contra el ébola-, o la combinación de varios antivirales activos que han sido probadas en el tratamiento del VIH.

La Comisión Europea, a través del programa marco H2020 de Investigación y desarrollo, ha lanzado una convocatoria flash para financiar proyectos de investigación que den respuesta a la emergencia sanitaria por coronavirus. El presupuesto previsto es de 10 millones de euros al efecto y se espera sufragar proyectos en consorcio de 2 a 3 millones cada uno. 

También las empresas farmacéuticas, a través de la iniciativa europea de medicamentos IMI2, van a destinar fondos y recursos para financiar proyectos de investigación frente a este virus que trabajen en nuevas vacunas, terapias y sistemas de diagnóstico rápido.

"Es importante que cualquier solución terapéutica demuestre especificidad y sensibilidad frente al virus"

Es importante que cualquier solución terapéutica demuestre especificidad y sensibilidad frente al virus y no tenga efectos secundarios de toxicidad. En la actualidad se están determinando las dianas virales frente a las cuales un potencial fármaco pueda tener efectividad o una vacuna pueda generar inmunidad.

Hay que recordar que solo las empresas farmacéuticas tienen la capacidad técnica y financiera para completar todas las fases de desarrollo, incluidas las pruebas finales en humanos, para hacer llegar al paciente una solución terapéutica. Para poder completar las etapas, estas compañías tienen que hacer una fuerte inversión a riesgo (muchos millones de euros) y dichas fases no están cubiertas por instrumentos públicos de financiación.

"Las autoridades sanitarias españolas apuntan que el país está preparado"

Las autoridades sanitarias españolas apuntan que el país está preparado, y tenemos una sanidad lista para afrontar el desafío. Procesos más o menos similares ocurrieron en 2003 con el SARS y en 2009 con la gripe H1N1, pero sin tanto revuelo mediático.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento