Protejamos Barajas para protegernos todos

Noelia López Montero  Científica y diputada de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid
Algunos turistas en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.
Turistas en el aeropuerto de Barajas.
Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

Martes 16 de junio de 2020. Un avión procedente de Dallas (EE UU) con españoles retornados toma tierra en Barajas. Durante el vuelo, los pasajeros han rellenado un laxo cuestionario con preguntas como “¿Has estado en mercados de animales vivos?”, “¿Qué regiones has visitado en los últimos 14 días?” o “¿Has tenido contacto con personas enfermas de Covid-19?”. El formulario en inglés se puede completar sin dificultad. El que figura en castellano, sin embargo, parece una mala fotocopia con letras apenas inteligibles. Al salir de la terminal, se forma una larga cola. “¿Es un control de temperatura?”. No, porque ningún miembro del pasaje será sometido al mismo; la cola está provocada por el control de aduanas.

"Si el SARS-CoV-2 venía en el avión, pudo entrar en Madrid"

Esta es una experiencia personal ocurrida hace apenas un par de días en plena era post-Covid-19 en el aeropuerto con más pasajeros internacionales de toda España, el mismo por el que transitan 61 millones de viajeros cada año. Y no hace falta ser virólogo, epidemiólogo ni especialista en salud pública para saber que si el SARS-CoV-2 venía en el avión, pudo entrar en Madrid con la misma facilidad que lo hicieron los pasajeros del vuelo AA36 de American Airlines.

Llamar a la alarma general no es serio ni prudente. Sin embargo, con la llegada de turistas internacionales a la vuelta de la esquina y después de que Madrid haya sido el epicentro nacional de la pandemia del coronavirus, resulta preocupante que este sea el nivel de ‘control’ que estamos dispuestos a aceptar sobre el mayor aeródromo del país.

"Cómo vamos a garantizar la protección de la salud si el aeropuerto de Barajas carece de un protocolo sanitario"

Como sabemos, no existen tratamientos específicos ni vacunas frente al virus SARS-CoV2. Científicos, sanitarios y políticos hemos insistido hasta la saciedad en que la única prevención a nuestro alcance es el uso de mascarillas, la higiene de manos y el mantenimiento de la distancia social. En caso de contagio, se añaden dos factores fundamentales: la trazabilidad del mismo y el control de la movilidad. ¿Pero cómo vamos a garantizar la protección de la salud si el aeropuerto de Barajas carece de un protocolo sanitario, de un plan eficaz que ofrezca una respuesta rápida en caso de que la crisis se desate de nuevo?

Se hace imprescindible un plan específico, coordinado entre el Gobierno de España y la Comunidad de Madrid, que permita recoger los datos de todos los turistas y sus antecedentes, realizar pruebas de forma inmediata en caso de aparición de síntomas, aislar a cada individuo contagiado y reconstruir sus pasos con la mayor eficacia posible. En la era de la tecnología y la digitalización, es absurdo que un viajero rellene un papel y que un funcionario pase después esa información a una base de datos, cuando existen aplicaciones de móvil capaces de hacerlo al instante. Como tampoco es de recibo que un pasajero abandone Barajas sin someterse ni siquiera a un control de temperatura, por mucho que este sistema no detecte a los portadores asintomáticos.

"No es de recibo que un pasajero abandone Barajas sin someterse ni siquiera a un control de temperatura"

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ya ha pedido a Pedro Sánchez que se siente para elaborar, mano a mano, un ‘plan Barajas’ necesario para evitar rebrotes por casos importados, un escenario que no solo sería desastroso, sino que causaría más fallecidos y una depresión económica mucho más profunda. Nuestra región, nuestro país, debe abrirse al resto del mundo para reactivar la economía y el empleo, pero debemos hacerlo con seguridad.

Naciones como China, Corea del Sur o Alemania ya registran repuntes por casos llegados de fuera. En lo que toca a Madrid, el aeropuerto de Barajas es el mayor nudo de comunicaciones del país. De no tomar medidas adecuadas, el regreso de la Covid-19 sería la crónica de una tragedia anunciada. Este es el motivo por el que exigimos coordinación y ayuda al Gobierno de España. Pedimos remar juntos en la misma dirección, como han hecho todos los ciudadanos, para que Madrid no sea la primera pieza de un pernicioso efecto dominó para el resto de España. Lo que es bueno para Madrid, será bueno para todos los demás. Proteger Barajas es protegernos a todos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento