Genoveva Crespo  Periodista

Mavi Doñate como ejemplo

  • La periodista de RTVE ha presentado esta semana su libro sobre su experiencia como corresponsal en Asia.
Mavi Doñate confinada en su domicilio en Pekín, tras regresar de Wuhan.
La periodista de TVE Mavi Doñate.
M. D.

Esta semana, Mavi Doñate ha presentado su libro Bajo la mirada del dragón despierto. Vivir y contar la China de la nueva era, en el que cristaliza los seis años de su misión como corresponsal en Asia-Pacífico para TVE, con el coronavirus como reto final. Que Mavi ha hecho una gran cobertura lo sabíamos todos, y de ahí la gran acogida que está teniendo el libro, cuya primera edición se ha agotado en cinco días. La periodista aragonesa, que suma inteligencia, profesionalidad y naturalidad, se preguntaba con la humildad que la caracteriza cómo era posible semejante respuesta para un primer libro, que ha sido presentado además con llenazo tanto en Madrid como en Zaragoza.

La constante demanda de entrevistas de los colegas era esperable. Mavi ha cumplido el sueño de muchos de ser corresponsal; de serlo en un país legendario y distópico a la vez, como es China, y que culminara con una epidemia de la dimensión del Covid-19, desde el epicentro de la calamidad. Y lo ha hecho con tanta pericia que los colegas quieren conocer más.

Pero no han sido los periodistas los que han obligado a Plaza y Janés a reimprimir y abastecer las librerías en 5 días, sino los televidentes que admiraron la valentía y la honradez de Mavi en la cobertura de la pandemia. Durante la oscuridad del confinamiento, informaba con una serenidad extraordinaria, desde la determinación de permanecer allí y contarlo, sin pensar ni en un momento en volverse (otros, y es humano, sí lo hicieron). De hacer de la información un servicio público y útil. Desafiando las limitaciones de un país opaco como China y las pocas ganas que había en España de ver la que se venía. Una actitud que admiramos durante meses y que sólo ahora, cuanto ha publicado su libro y hemos querido saber más de cómo vivió esos meses tan complicados, hemos tomado consciencia de cuánto necesitábamos oírla y de cuánto admiramos su coraje.

Por supuesto, el libro responde a las expectativas. Escribe de la pandemia, pero también ofrece un auténtico “estado general” sobre la China hoy. La República Popular, su líder y la actitud de los chinos; la vida cotidiana y familiar; el periodismo en un país sin libertades; el despliegue de la inteligencia artificial; los viajes a la China tradicional... Sólo esperamos que sea el aperitivo de otros. China es muy grande, la experiencia de Mavi extraordinaria y, ante tanta zafiedad ambiente, necesitamos que ocupe más sitio el trabajo de los grandes profesionales que, ante las dificultades y la adversidad, hacer lo que deben. Como la periodista Mavi Doñate.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento