Madrid como reflejo de España

Manuel Mostaza Barrios  Politólogo y Director de Asuntos Públicos de ATREVIA
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ofrecen una rueda de prensa tras su reunión en la sede de la Presidencia regional, en Madrid (España), a 21 de septiembre de 2020. El objeto de la cit
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ofrecen una rueda de prensa tras su reunión en la sede de la Presidencia regional, en Madrid (España), a 21 de septiembre de 2020. El objeto de la cit
Jes˙s HellÌn Jesús Hellín

La polarización que sufre la vida política española desde hace años tiene su reflejo también en la Comunidad de Madrid. A la hora de valorar la gestión que de la pandemia están haciendo los políticos, los votantes lo hacen en bloque y en función de su ubicación ideológica, como refleja la encuesta de DYM para 20minutos publicada este viernes.  Así, el presidente Sánchez obtiene su mejor valoración entre los votantes ubicados más a la izquierda para ir perdiendo apoyo conforme los votantes se acercan al centro o se ubican ya en la derecha, donde lo suspenden sin paliativos.

No es extraño, por lo tanto, que la valoración media que le dan los madrileños sea un suspendo claro, en tanto que son más los madrileños que se ubican desde el centro a la derecha. En un escenario tan polarizado, apenas un político alcanza el aprobado, el alcalde José Luis Martínez-Almeida, que logra aprobar gracias a que es el político fuera del ámbito de la izquierda al que mejor valoran los votantes del PSOE.

En el resto de las valoraciones, se mantienen los bloques: los votantes de los tres partidos ubicados a la izquierda aprueban a sus líderes y suspenden a los de sus adversarios, mientras que en frente ocurre lo mismo. Únicamente Isa Serra, la líder de Podemos en Madrid –condenada a un año y medio de cárcel por agredir a dos mujeres policía–, no alcanza el aprobado entre sus propios votantes, qué sí aprueban a Íñigo Errejón.

Solo parece romperse la dinámica de bloques a la hora de valorar la actuación global de los gobiernos nacional y autonómico: los madrileños suspenden a ambos gobiernos, aunque con peor nota en el caso del gobierno regional, debido sobre todo a que los votantes de los dos partidos que forman el gobierno son también críticos con su actuación, sin llegar a aprobar esta gestión.

Hablando de estos últimos, solo los –escasos– votantes de Ciudadanos parecen escapar, aunque sea un poco, de la polarización. Son los únicos que culpan de manera mayoritaria a ambos gobiernos del caos que se ha generado en Madrid, frente a la opción de la trinchera por la que optan el resto de los votantes: la culpa es del gobierno al que yo no he votado, sea el regional o el de la nación. Y es que ya lo escribió Michael Walzer: «Cuando las identidades se multiplican, las pasiones se dividen».

Mostrar comentarios

Códigos Descuento