¿Las encuestas? Todo bien, gracias

Manuel Mostaza Barrios Politólogo y Director de Asuntos Públicos de ATREVIAOPINIÓN
Principales candidatos a la presidencia de la Generalitat en las elecciones del 14-F.
Principales candidatos a la presidencia de la Generalitat en las elecciones del 14-F.
20minutos

Como suele pasar los lunes con los árbitros cuando no ha habido polémicas, las crónicas de esta semana han pasado de puntillas sobre los sondeos y su buen hacer en las elecciones catalanas del pasado domingo. 

Ahí tiene, sin ir más lejos, la que publicó este periódico una semana antes de los comicios y que acertó en todo lo relevante: ganó el PSC, como se estimaba en la encuesta, los comunes se estancaron y Vox superó a un PP que se quedó más o menos donde estaba. 

"Las encuestas siguen estando ahí para contarnos lo que ocurre más allá de nuestro grupo de amigos más cercanos"

La encuesta previó también el hundimiento de Ciudadanos, aunque lo hizo con menos fuerza de la que se produjo al final. De hecho, esa caída, junto con el desinfle de Junts, la inefable aventura que dirigen al alimón Carles Puigdemont y Jordi Sànchez, fueron los dos elementos en los que las estimaciones de la encuesta más se alejaron de la realidad. Y puede tener un motivo: la pendiente de trasvase y desmovilización de su electorado por la que se deslizaba Ciudadanos, así como el lento goteo de votantes del partido de Puigdemont hacia la opción más moderada del PDeCAT se aceleraron durante la última semana, pero ya sabe, lector, que el legislador prohíbe que usted lea en el periódico sondeos a partir del lunes previo a las elecciones. Por eso, en un mundo en el que cada vez más electores deciden su voto al final, es más difícil que las estimaciones (que no pronósticos) de las encuestas se correspondan con el resultado final, y más cuando la ley obliga a que el trabajo de campo de estas se separe en unos diez días de la fecha de la votación.

Las encuestas son una ventana de luz y oxígeno en medio del alud de información en el que vivimos sepultados desde hace años. Y en este caso, lector, como en el de tantos medios de comunicación, una luz que su periódico le ofrece gratis para que usted sepa lo que ocurre a su alrededor

La demoscopia así presentada se convierte en una herramienta que facilita a todos un acceso más igualitario al conocimiento. Las encuestas, con su mala salud de hierro, siguen estando ahí para contarnos lo que ocurre más allá de nuestro grupo de amigos más cercanos. Y es que, como suele suceder cada noche electoral y siempre nos recuerda el analista César Calderón, estos días postelectorales son un buen momento para asomarnos a las redes sociales y anotar aquello de "los de ‘yo no creo en las encuestas’ que saluden".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento